Archivo de la etiqueta: Palacio de Verano

Pekín 120º

CHINA// LOMOGRAFÍAS DEL VIAJE (I)

Aquí os dejo la primera tanda de las tres que subiré con las lomografías del viaje. Éstas son de los primeros dias del viaje en Beijing. Templo del Cielo,  Plaza de Tiananmen, Gran Muralla y Palacio de Verano, entre otros.

Templo del Cielo

Acceso al Templo del Cielo.

Autofoto en el Templo del Cielo.

Puerta de Zhengyangmen, Tiananmen sur.

Mausoleo de Mao Tse Tung.

Tiananmen.

Ciudad Prohibida.

Autofoto en la Gran Muralla.

En la Gran Muralla.

Palacio de Verano

El lago del Palacio de Verano.

Beijing

Billares en un hútòng.

Anuncios

La importancia de la dinastía Ming

CHINA//HISTORIAS DE WUDAOKOU

Amigos, hoy me gustaría hablaros de la dinastía Ming. La dinastía Ming fue la penúltima dinastía china, que gobernó entre los años 1368 y 1644. Sucedió a la dinastía Yuan, de origen mongol, y su sucesora sería también una dinastía extranjera, la de los Qing, que un día, cuand… bla blabla bla bla blabla…

Lo importante. Anoche me llevaron a un garito clandestino. En la planta 12 de un funcional edificio de viviendas de Wudaokou, junto al piso de una familia cualquiera, existe la que probablemente sea la mejor coctelería de Beijing. No os engañéis, los chinos apenas salen de fiesta. Aquí los bares y pubs sólo son frecuentados por europeos o americanos. En este caso es un joven finlandés el regente y barman de este pequeño y elegante lugar en el que es posible probar combinados que no creerías que existieran. En el Barsips, la coctelería clandestina de la planta 12 de un edificio de viviendas de Wudaokou, probé el Yocult Peach, o el Chocolate Cocktail, pero al final me pasé irremediablemente a los gintonics. ‘¿Por qué?’ os preguntaréis. All you can drink, 120 yuanes. (14 euros). Aclarado.

En verdad el bar no es ilegal, pero antes de que me lo desmintieran molaba más.

Palacio de Verano. Esta mañana estuve de visita en los jardines del Palacio de Verano, a la afueras de Pekín. No obstante, como el piso donde me alojo, también está a las afueras, pude ir en una bici que me prestaron para la ocasión. Otro de los puntos que ya pudo tachar de mi lista. Ir en bicicleta por los hútòngs de Beijing. El palacio en realidad son pequeñas construcciones y templos esparcidos alrededor de un lago, y es precisamente el paseo y el entorno, aislado de la ciudad, lo que hace muy recomendable la visita. Con el paso de los días me doy cuenta de que una vez has visto dos o tres templos, casi los has visto todos (hago hincapié en el casi), así que si se va con economía de guerra, se puede obviar el coste de la entrada a los templos, y disfrutar del paseo por los jardines, que es gratis.

Un día, recordadme que os cuente qué pasó con la bicicleta cuando volvía al piso desde el Palacio de Verano.

Mañana, Dani y yo volamos a Hong Kong. Espero poder contaros cosas desde allí si encontramos wifi.

Abrazos!!

PD: España, desde aquí la derrota se relativiza, pero por favor, más puntería la próxima vez. Gracias.