Archivo de la etiqueta: Hong Kong

El video de Pekín y Hong Kong

MIS VIDEOS// ¡EN GLORIOSO DV!

Seis meses he tardado esta vez en ordenar las experiencias de este viaje a Oriente. Quizás ha sido más complicado de montar porque el material original era bastante peor que en anteriores ocasiones. Pekin y Hong Kong no son ciudades bonitas. Sacarle los colores ha sido todo un reto. Como siempre, el video está filmado con una ‘handycam’, la prehistórica Panasonic NV-GS330, y con el apoyo de un objetivo accesorio gran angular. El tema musical de Arcade Fire estaba decidido casi desde el principio. Sonó mucho en el viaje y tras darle muchas vueltas, creo que encaja bastante bien con las secuencias en los cambios de ritmo y actitud de la pieza.

Espero poder deciros que ésta será mi última pieza en el glorioso soporte DV. Con la de buenas cámaras que hay por ahí, y yo sigo agarrado a un clavo ardiendo.

Pekín y Hong Kong, en seis minutos:

Vodpod videos no longer available.

UPDATE: En efecto, hablar de China, cuando he estado en Pekín y alrededores, como que no es muy exacto. Aunque informalmente hablo de la China mandarina, quería decir Pekín. Beijing. 😀

Anuncios

Algunas fotos del viaje a China

CHINA// PRIMERAS IMÁGENES

Selección de fotografías digitales del viaje a China: Pekín, sus hútòngs, la Ciudad Prohibida o la Gran Muralla; Hong Kong, sus rascacielos, sus autobuses de dos plantas…

El video, las lomografías y lo que tenga venir… ¡ya vendrá!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Blade Runner

CHINA//VICTORIA’S PEAK (HONG KONG)

Rick Deckard buscando replicantes...

Terminò ya nuestra peripecia por Hong Kong, y con algunos problemillas en el acceso a internet. Hoy os escribo desde un teclado italiano, que, mira qué cosas, tiene los acentos còmo le da la gana.

Hong Kong me ha impresionado por su escala y por su locura. En un espacio muy reducido y aprovechando cada hueco, cada minùsculo trozo de tierra, se levantan altisimos rascacielos, parques, plazas, autopistas, circunvalaciones, mercados, fuentes, escuelas, iglesias, templos budistas y conservatorios infantiles. Como si fuera un tetris, todo el urbanismo de Hong Kong resulta imposible en la teoria, pero, no se puede negar, es totalmente factible en la pràctica.

El clima ayuda a que en cualquier rincòn crezca un frondoso arbol, que en cada minima grieta de los muros que contienen las terrazas aparezcan arbustos, o que por estrechos que sean, los parques parezcan oasis de calma verde aislados del ruido de los coches. Flota en el ambiente una rara sensaciòn de que a pesar del hiperdesarrollo tecnològico y las megaestructuras de hormigòn, la ciudad no le ha ganado la partida a la naturaleza, y muchos barrios parecen que vayan a desaparecer en unos anyos engullidos por la selva.

Por la noche, la vision de la ciudad desde el Victoria’s Peak, el punto màs alto de la montanya causa otra sensacion. La masa de rascacielos encendidos se extiende hasta el infinito y me recuerda por momentos a la ciudad de Los Angeles en Blade Runner, como si fueran maquetas a escala de una ciudad que en realidad no existe y nos la hemos inventado.

Lo cierto es que Hong Kong es la mejor prueba de que lo inimaginable es siempre posible, y sea lo que sea, sucederà màs pronto que tarde.

Continuo mis ultimos dias en Beijing, espero poder reportar si internet tiene a bien funcionar (y encuentro un PC para conectarme).

Abrazos!

Hong Kong

CHINA//NO, CHINA NO.

Pues ya estamos aqui (hoy sin acentos y con Internet a precio de ORO), en uno de los  puntos calientes de esta aventura, Hong Kong. Llevamos apenas 24 horas y las hemos aprovechado la mar de bien, sobre todo porque aun no nos creemos que estemos en la isla. Todo es grande, muy grande, enorme y las comparaciones con Nueva York son odiosas, pero esto lo supera con creces.

Nuestro hotel se encuentra en Sheung Wan, al este de la isla, y aunque pensabamos que estaba en una zona alejada del centro y deprimida, lo cierto es que hemos podido ir caminando en apenas 20 minutos hasta la zona principal de Hong Kong. Por el camino hemos descubierto que Sheung Wan es un bullicioso barrio popular, repleto de mercados, tiendas y mucha vida social.  A nuestro paso, los carniceros cargaban con cerdos enteros listos para ser despedazados frente a los clientes, mientras en otros locales se vendia incienso y papeletas para quemar en las ofrendas de los templos.

La caminata nos ha llevado al templo budista de Man Mo y de ahi a la animada Hollywood Road (quizas cenemos por alli esta noche), desde donde hemos tomado las largas escaleras mecanicas que atraviesan en Soho y llegan hasta los midlevels, en la falda de la montanya. Desde alli hemos bajado serpenteando el frondo parque zoologico y botanico, y cruzando una calle hemos llegado al Hong Kong Park, ya en pleno Central, a los pies de los rascacielos mas conocidos de la isla.

Subir a algunos de ellos es gratis. De hecho, casi todo es gratis aqui, no hemos pagado apenas nada durante toda la jornada! Nosotros hemos subido al rascacielos del HSBC, en la planta 43, y al Two International Finance Tower, a la planta 55. Las vistas son espectaculares, pero lastima de la iluminacion que se reflejaba en los cristales, que nos ha impedido tomar buenas fotos.

Pensabamos subir entonces al Victoria’s Peak, pero al final hemos optado por tomar el Star Ferry de 2.00 HKD (unos 30 cents.) y dirigirnos a Kowloon, en tierra firme, una zona mucho mas extensa y animada de la ciudad que no suele salir en las postales de las peliculas. Efectivamente, el paseo por Nathan Road nos ha dejado con la boca abierta, por la cantidad de tiendas y gente que pulula por alli y los mercados de antiguedades de las calles en los alrededores. En uno de esos mercados he estado precisamente un rato regateando, y bueno, estoy satisfecho de la compra!

Para relajarnos un ratito, nada mejor que un banyito en la piscina del hotel en la planta 28 del rascacielos que ocupamos. La verdad es que el Hotel Jen no esta nada mal, moderno, sencillo, buena oferta la que encontramos en precio web,  y en general bien servido, aunque eso si, el precio del internet y la SanMiguel que nos estamos tomando ahora son una CLAVADA.

Esta noche salimos por el Soho a cenar y tomar algo y manyana nos espera otra maratoniana jornada por la zona este de la isla y la subida al mirador de Victoria’s Peak.

Un abrazo a todos!

PD: Saramago…

Primeros pasos de un viaje a China

CHINA//PARA VIAJAR NECESITAS:

1. Motivos.

El tuyo puede ser la Expo de Shangai. El mío es un amigo que está realizando un proyecto de telecomunicaciones durante seis meses en Pekin, o como dicen llamarse ahora, Beijing. Él ya está situado, con alojamiento, escribiendo un blog,  y filtrando por mí todo aquello en lo que la Lonely Planet se equivocará. ¿No es motivo suficiente?

2. Billetes de avión.

Es fácil viajar a China, sobre todo si eres flexible con las fechas. Si has de volar un día concreto el precio sube, ley de Murphy. Air China tiene muchas conexiones, y a través de las webs de vuelos baratos puedes encontrar alguna ganga interesante. En el último mes, a partir de los 550 €. En mi caso, he preferido hacer todas las escalas con la misma compañía, ya que en caso de que haya un retraso y pierdas la conexión, se hacen cargo de ti hasta que te reubiquen en otro vuelo. A mi la jugada no me ha salido nada mal, pues no he querido tentar a la suerte con compañías extrañas. Vuelo con Air France, vía París, por 750 €, tasas incluidas, entre el 12 y el 26 de junio de 2010.

No será el único desplazamiento. De momento, tenemos planificado una escapada de cuatro días a Hong Kong. Un vuelo directo desde Beijing puede ser caro, pero existe la opción -que hemos escogido- de volar a Shenzhen, en la frontera con Hong Kong, y luego llegar a la isla en ferry o tren. Este vuelo nos ha costado sólo 185 € por persona, combinando compañías nacionales: China Southern Airlines y Air China.

3. Visado.

El visado para entrar a China se tiene que tramitar en la embajada china en Madrid o en el consulado de Barcelona. Existen diferentes tipos de visado según el tipo de viaje que hagas. Al rellenar el formulario de solicitud es importante tener en cuenta si durante tu viaje vas a salir del país y volver a entrar. Existen visados de una entrada, dos, o entrada múltiple, más caro. En mi caso, como he de salir del país durante cuatro días para ir a Hong Kong, lo he tenido que tramitar con dos entradas. Los precios, casualmente acaban de subir en mayo de 2010. Un visado de turista de una entrada cuesta 30 €. Si es de dos entradas, 45 €. El trámite tarda una semana aproximadamente, pero por un suplemento pueden gestionarlo en 3 días. En Barcelona al menos, se forman algunas colas, aunque suelen ser ágiles. Sólo abren lunes, miércoles y viernes por la mañana, y a pesar de que la dirección que consta es Avenida Tibidabo 34 , la oficina de visados está en la calle paralela, Leò XIII a la misma altura que el edificio principal.

4. Alojamiento.

En Beijing estaré en el piso de mi anfitrión. En Hong Kong, por el contrario hemos reservado un hotel. En nuestra búsqueda, que no ha sido muy exhaustiva tampoco, hemos dado con el Hotel Jen, que aunque alejado del centro, tiene buena presencia, críticas más que decentes de internautas y un precio asequible: 25€ por persona y noche, incluyendo desayuno. Más barato que algún albergue cutre que hay en zonas más céntricas. Somos jóvenes, así que andando o en metro, conoceremos la ciudad.

A China

CHINA//OTRA AVENTURA.

A pesar de la temática principalmente audiovisual, los viajes siguen incluyéndose entre mis debilidades y en el cajón desastre de esas ‘otras aventuras’ que ahora encabezan mi blog.

Primero fue

luego,

y lo próximo…

Vamos a pasarlo bien. Pronto más información.