Hong Kong

CHINA//NO, CHINA NO.

Pues ya estamos aqui (hoy sin acentos y con Internet a precio de ORO), en uno de los  puntos calientes de esta aventura, Hong Kong. Llevamos apenas 24 horas y las hemos aprovechado la mar de bien, sobre todo porque aun no nos creemos que estemos en la isla. Todo es grande, muy grande, enorme y las comparaciones con Nueva York son odiosas, pero esto lo supera con creces.

Nuestro hotel se encuentra en Sheung Wan, al este de la isla, y aunque pensabamos que estaba en una zona alejada del centro y deprimida, lo cierto es que hemos podido ir caminando en apenas 20 minutos hasta la zona principal de Hong Kong. Por el camino hemos descubierto que Sheung Wan es un bullicioso barrio popular, repleto de mercados, tiendas y mucha vida social.  A nuestro paso, los carniceros cargaban con cerdos enteros listos para ser despedazados frente a los clientes, mientras en otros locales se vendia incienso y papeletas para quemar en las ofrendas de los templos.

La caminata nos ha llevado al templo budista de Man Mo y de ahi a la animada Hollywood Road (quizas cenemos por alli esta noche), desde donde hemos tomado las largas escaleras mecanicas que atraviesan en Soho y llegan hasta los midlevels, en la falda de la montanya. Desde alli hemos bajado serpenteando el frondo parque zoologico y botanico, y cruzando una calle hemos llegado al Hong Kong Park, ya en pleno Central, a los pies de los rascacielos mas conocidos de la isla.

Subir a algunos de ellos es gratis. De hecho, casi todo es gratis aqui, no hemos pagado apenas nada durante toda la jornada! Nosotros hemos subido al rascacielos del HSBC, en la planta 43, y al Two International Finance Tower, a la planta 55. Las vistas son espectaculares, pero lastima de la iluminacion que se reflejaba en los cristales, que nos ha impedido tomar buenas fotos.

Pensabamos subir entonces al Victoria’s Peak, pero al final hemos optado por tomar el Star Ferry de 2.00 HKD (unos 30 cents.) y dirigirnos a Kowloon, en tierra firme, una zona mucho mas extensa y animada de la ciudad que no suele salir en las postales de las peliculas. Efectivamente, el paseo por Nathan Road nos ha dejado con la boca abierta, por la cantidad de tiendas y gente que pulula por alli y los mercados de antiguedades de las calles en los alrededores. En uno de esos mercados he estado precisamente un rato regateando, y bueno, estoy satisfecho de la compra!

Para relajarnos un ratito, nada mejor que un banyito en la piscina del hotel en la planta 28 del rascacielos que ocupamos. La verdad es que el Hotel Jen no esta nada mal, moderno, sencillo, buena oferta la que encontramos en precio web,  y en general bien servido, aunque eso si, el precio del internet y la SanMiguel que nos estamos tomando ahora son una CLAVADA.

Esta noche salimos por el Soho a cenar y tomar algo y manyana nos espera otra maratoniana jornada por la zona este de la isla y la subida al mirador de Victoria’s Peak.

Un abrazo a todos!

PD: Saramago…

Anuncios

3 Respuestas a “Hong Kong

  1. Donde está la “ñ” matarilerilerile, donde está la “ñ” matarilerileró: montanya, banyito, manyana. Je, je, je. Estos chinos….

    Besotes!!!

  2. de Juan "El Zoyas"

    China, muy bien, pero a ver esta propuesta: España-Honduras, Sevilla, 40ºC., plato de caracoles y cerveza fría…. ¿Quién se apunta?.
    Abrazos.

  3. Aqui el Espanya-Honduras es en un ratito… a las 2.30 am!! Creo que me ire a dormir antes… pero ya me contais… los caracoles… para agosto, no? 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s