La orquesta de Twitter.

ARTÍCULO//MELODÍAS DE SEDUCCIÓN

Twitter
No soy un especialista del microblogging, y cuando leo las palabras networking, community manager o SEO, suelo buscarlas en Google para asegurarme. Sin embargo, para mi asombro, me siento muy implicado en Twitter. Puedo decir que ha sido la herramienta social más importante que he conocido nunca. La más útil, la más eficaz.

Pero mis amigos no están en Twitter. El 99% de la gente a la que sigo son o han sido en un principio desconocidos. Y eso forma parte del quit de la cuestión. Cuando hace poco, algunos amigos que no están en los círculos del márketing, la publicidad o la comunicación (gremios donde Twitter va claramente por delante) me preguntaban qué era Twitter, yo les respondía así:

Sobre lo que es Twitter, hay mucha información, y no creo que sea capaz de añadir nada nuevo ni mejor de lo que hay pen internet. Lo realmente interesante es explicar cómo funciona Twitter, ya que, como mucha gente recién llegada habrá comprobado, con la definición, apenas se puede especular sobre la utilidad del asunto. La forma de percibir Twitter y el mecanismo que lo convierte en éxito, sin embargo sí me parece que son cambiantes, distintos y enriquecedores según la experiencia de cada cual.

En mi caso Twitter sólo fue útil tras un largo periodo de pruebas, de escuchar la red y a todos los que participaban. Hice una especie de casting. Seleccioné mis primeros followings, estudié sus followers, sus perfiles, y eso me llevó a nuevas personas, más perfiles y gente aún más allá. Un día el timeline de la web se me quedó pequeño, y me llevé a todos a TweetDeck…

Twitter funciona como una orquesta, llena de músicos con capacidades e instrumentos diferentes. Con violines primeros, segundos, y clarinetes. Con un señor tranquilo que toca unos timbales de tarde en tarde pero se hace oir y hace vibrar la sala, una joven pizpireta que toca una sóla nota con su triángulo al final de un compás y un señor trompetista que pega con ritmo y fuerza.  Y tú, usuario, diriges todo el cotarro. Según hagas sonar la orquesta en Twitter, en función de a quien escojas para cada momento, los armónicos y las notas sincopadas, el resultado puede ser una fanfarria desafinada e insufrible, o la Sinfonía Nº5 de Beethoven. El paisaje sonoro de todo este conjunto es tu particular mundo de followings, replys y retweets, y según lo bien que hayas elegido a tus músicos y solistas, y como se combinen entre ellos, lo que obtengas podrá ser de una sincronía y belleza absoluta, o por el contrario, generarte ruido, repeticiones y acaba siendo una aburrida ejecución donde todos los instrumentos compitan por hacerse oir, en vez de ordenarse y comprometerse entre ellos.

Creo que he tenido suerte hasta ahora. Los sonidos que he ido incorporando poco a poco a mi orquesta se han acoplado la mar de bien. Al principio todo era cuerdas. Muchos violines y algún contrabajo, venidos realmente del mundo del márketing y expertos en social media. Luego llegaron los viento-madera, realizadores, productores y gente del mundo audiovisual. Pero ojo, no cualquiera, sino verdaderos virtuosos, competentes y generosos compartiendo hueco y partitura. Saxos, trompetas y trombones, artistas de la seducción, bloggers y usuarios que han hecho de sus escritos fuente de inspiración y son líderes de opinión. A la percusión, alguno que nos marca el ritmo de los acontecimientos, que selecciona los momentos en los que dejar caer sus comentarios, con sonido grave y distinguido, y cuyo eco se mantiene un tiempo.

Yo dirijo esta orquesta, y de momento están ejecutando temas muy bonitos y potentes. Si tuviera que concretarlo en alguno, creo que la música que sonaría en mi Twitter sería algo así como John Barry, en Dances With Wolves. Aunque a lo mejor mañana podría estar escuchando a Tchaikovsky. Eso es lo maravilloso.

Y a tí, ¿a qué te suena tu Twitter cuando lo escuchas?

Anuncios

3 Respuestas a “La orquesta de Twitter.

  1. Hola.

    Supongo que la mayoría de los twitteros nos podemos sentir en mayor o menor medida, identificados con esta descripción, aunque no sé si le servirá de mucho a alguien que desconozca el sistema de microbbloging 😦

    Deliciosa descripción, enhorabuena.
    David

  2. Pingback: eTc :: El blog de Marketing en Español » Blog Archive » No sólo de tweets vive el hombre

  3. Pingback: No sólo de tweets vive el hombre | Buzoneo Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s