Pequeño Sant Jordi

LIBROS DE LA INFANCIA// FANTASMAS DE DÍA (Lucía Baquedano, 1986)

fantasmas-de-diaAun no comprendo del todo por qué dejé de leer mis primeros años adultos. Tuve una infancia la mar de literaria, repleta de relatos y buenas historias, de preferencias editoriales (amaba las colecciones de El Barco de Vapor de la serie naranja, detestaba las publicaciones de Ala Delta) y de grandes momentos que nada tuvieron que envidiar al cine al que me aficioné después. Pasado el tiempo, no dejo de reconocer y valorar aquellas obras cortas, tremendamente efectivas, de escritores que intentaban no tratarme con demasiada condescendencia.

Fantasmas De Día cuenta la extraordinaria aventura de cuatro chavales de pueblo que tras un accidente en un carro cren haber muerto para convertirse en fantasmas. Tras el mal trago inicial, deciden aprovecharse de su nueva condición de almas errantes con diversas travesuras que ponen al pueblo en jaque. Comienzan moviendo objetos que así parecen levitar, dando sustos, y acaban, campando por el pueblo a sus anchas y llevando una virgen por el monte, para hacer creer a todos de que se trata de una aparición mariana. Sin embargo, y aquí viene un gran spoiler que debéis valorar si alguna vez pensáis en leer este relato, todo resulta ser una gran confusión, pues los chavales en realidad no han muerto, simplemente se habían equivocado al elegir el lado del pecho en el que se sitúa el corazón, y por eso ninguno lo había sentido latir tras el accidente.

Lo curioso del relato, que hace grande a su autora y señala esta obra como “imposible de adaptar al cine”, (un atributo singular a la par que inútil), es que gracias a la ambigüedad y el cuidado del vocabulario del texto, al lector se le consigue embaucar -ese es el gran poder de la imaginación que estamos subestimando constantemente- para que las trastadas de los niños y las reacciones de los vecinos resulten plausibles y cómicas, y después tenga una revisión mental (e incluso una segunda lectura sorprendente) realista frenta a la primera aproximación desquiciada y sobrenatural.

Diez años después se estrenó en cines El Sexto Sentido, alabada por su original guión, y que es lo mismo pero al revés, curiosamente. No creo que M. Night Shyamalan haya leído a Lucía Baquedano, pero quizá su vuelta de tuerca argumental sea la única formulación posible de ésta historia en la pantalla grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s