La Cultura (y 4)

LIBROS// NO CAER DOS VECES EN LA MISMA PIEDRA

He terminado ya el grueso volumen que cuenta todo lo que hay que saber, como mínimo, para ser alguien de provecho en esta vida. Me alegro de que Schwanitz, cuando terminó de relatarme los mejores momentos de la Historia, dedicara tiempo a otros menesteres igualmente útiles. Su aseveración de que la religión toma en nuestros días formas y caminos insospechados, incluso para los ateos, con la misma contemplación de la belleza en los grandes salones de un museo, me hizo pensar, sobre todo en que de todas formas, los museos están o bien vacíos, o llenos de turistas necesitados de Big Mac al óleo, con muchas calorías, pero de consumo rápido y breve sensación de saciedad.

El autor me propuso otro curioso dibujo, esta vez del arte moderno, al que, cuando visitantes imaginarios llegaban en el mismo museo, se les unían varios guías. A diferencia del que les había acompañado hasta el Barroco, éstos no sólo no les explicaban el significado de las obras, sino que cortaban de raíz cualquier intento de los visitantes, por vago e impreciso que fuera, de hacer algún comentario fruto de una reflexión breve provocada por la observación de los cuadros y esculturas. El arte moderno consistía pues, según Schwanitz en negar cualquier posibilidad de interpretación, ni siquiera de memorización del contenido. El arte moderno es fútil y eso lo hace valioso. Curioso, ¿no?

Las últimas páginas están encomendadas al estudio y los consejos del escritor para comunicarse efectivamente, con asertividad, moderación e inteligencia. La sucifiente para evitar precisamente la mitad de los conflictos, guerras y malentendidos que han configurado la situación geopolítica del mundo en los últimos 2.500 años.

De nada ha servido, la verdad. Porque este libro revelador fue escrito en 1999. Y no hace falta que os explique la incultura y torpeza global de la que hemos hecho gala desde entonces.

[Por eso quizás, he comenzado a leer con cierto gusto la historia de Firmín (Sam Savage, Seix Barral 2007), una rata pobre que sobrevivía deborando páginas de libros viejos en una librería de Boston, gracias a lo cual, aprendió a leer. Tomen nota. Ya os diré que tal]

Anuncios

Una respuesta a “La Cultura (y 4)

  1. Julio César Matos Quesada

    Luego de haber dado una rigurosa lectura al libro del genial Dietrich Schwanitz, me refiero a La Cultura. Todo lo que hay que saber, me impresionó su didáctica y sistemática de dicha obra, cuya lectura es recomendable en todos los niveles educativos y público en general que esté interesado en ampliar su bagaje cultural, sin caer en la banalidad.
    Es probable que La Cultura sea uno de los libros que más información y enseñanza he leído a lo largo de mis años, además del provecho obtenido, ya que en el mismo se puede encontrar temas de historia, arte, literatura, pintura, filosofía, política y en fin, toda una cultura general de occidente, de manera específica de los continentes de Europa y Asia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s