El espacio que no es

CRÍTICA DVD// EL HABITANTE INCIERTO (Guillem Morales, 2005)

Recuerdo un absurdo dilema de mi infancia cuando me preguntaba qué se vería en una foto que se pudiera tomar de un espacio que nadie hubiera visto jamás, si en esa fotografía descubriríamos algo, o por ser un lugar que la humanidad no conoce, no podría existir y por lo tanto exponerse en celuloide. Paranoias mentales aparte, la película El Habitante Incierto juega precisamente con el espacio que no vemos, otorgándole propiedades casi en la frontera de nuestras reglas físicas, asumiendo que por una pequeña rendija, los límites de la realidad se estiran confundiendo la percepción de los sentidos con las malas artes del subconsciente.

Entre ambos estados mentales se sitúa arriesgadamente el sorprendente film de Guillem Morales que a pesar de sus leves y comprensibles maneras noveles, engancha pronto y bien, ofreciendo mucho más de lo que promete en sus primeros minutos. Gracias a su cuidada planificación visual y esfuerzo argumental, el quiebro de la historia a la mitad del film consigue reafirmar y engrandecer la vaga tesis que maneja, y en mi caso, despejar las sombras de duda que me planteaba en la primera hora.

Se agradece mucho el pulso firme del director y su soltura manejando el tono de la película, con momentos de pánico, suspense, o secuencias que incluso provocan sonrisa o reconocimiento emocional, todas perfectamente artículadas y sin que el conjunto chirrie en exceso. Los personajes no terminan de resultar simpáticos y manifiestan facilmente sus egoismos, lo que en principio nos aleja de identificarnos con el protagonista, pero que a la postre, es un acierto cuando los roles se redefinen por exigencias del guión.

El Habitante Incierto hace pleno con su tratamiento visual, máxime cuando su magia y sutileza parecen propios de la literatura, de Cortázar, o como un relato más de La Prisión de la Libertad de Michael Ende, en el que se fuerzan imaginativamente las dimensiones físicas del espacio. 

El film, producido por Rodar y Rodar, le valió a Guillem Morales una nominación al Goya al mejor director novel de 2005. Actualmente se prepara el – por un lado motivo de orgullo, por otro de mosqueo – remake en inglés. El trailer de la original:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s